Yo creo en un ser todopoderoso

Yo creo en un ser todopoderoso, creador del cielo y de la tierra…

Vivir en un país donde alrededor del 80% de la población profesa el catolicismo y no ser católico te lleva a situaciones y decisiones interesantes.

Como la mayoría de las personas de mi generación fui criado católico, fui bautizado, me llevaban a catecismo y a la Iglesia. Hice mi comunión y confirmación a corta edad y además tomé clases en una secundaria dirigida por una congregación de hermanas católicas(para variar) donde no solo aprendíamos álgebra sino también la palabra del señor, entonces puede decirse que conozco lo suficiente de la religión como para tomar la decisión de profesar esta religión o no.

Y pues… no.

La diferencia principal del catolicismo con otras ramas del cristianismo es la aceptación del Papa como máxima autoridad y representante en la tierra de Dios. Esto quiere decir que la figura del Papa es muy influyente e importante. Entonces cuando el papa hace visitas a nuestro país es un evento muy importante que ha servido para inspirar a muchas personas y a esconder muchas noticias debajo de la sotana.

No voy a meterme con el asunto de las personas que dicen ser católicos y no lo demuestran en su forma de ser y actuar porque cada quien es libre de creer en lo que quiera y vivir de la forma que desee.

El problema empieza cuando otras personas tratan de hacerte tragar la religión o se sienten superiores por esto mismo. Como hace unos años un par de vecinas de edificio me preguntaron si yo era católico. Yo les respondí lo que les decía a todos en ese tiempo: No me considero católico, crecí siendo católico y conozco los ritos y demás pero no me siento como uno, creo que tal vez exista un ser todopoderoso pero no se si específicamente el que se refiere en el catolicismo.

A lo que ellas me respondieron: Eres un católico sin fe.

Esa frase me dejó pensando mucho y tal vez tenían razón. Había perdido la fe hace ya tiempo y sigo sin tener una buena razón para buscar de nuevo esa fe. Me dejó pensando en si en realidad esa era la respuesta correcta. Tal vez si creo en algo, en un ser todopoderoso.

Y ¿Quién podría ser?

Pues nadie más que nosotros. Los tristes, grises, aburridos, débiles y abundantes humanos. Los mismos que se asesinan unos a otros por un pedazo de tierra que supuestamente es sagrado. Los que son capaces de las más increíbles hazañas y las peores atrocidades de la historia. Tenemos la capacidad con la dedicación suficiente de lograr cosas bellísimas y cosas aterrorizantes en conjunto somos una fuerza imparable de conocimiento y habilidad que bien podría considerarse divina.

Se que suena a un discurso motivacional pero no es así, es simplemente la realidad pues hace tiempo que me di cuenta que Dios no está con nosotros y si alguna vez lo estuvo, lo más probable es que nos dejó hace ya mucho. Así que más nos vale empezar a ayudarnos porque no caerá maná del cielo, ni se abrirá el mar, ni se duplicarán los panes y los peces, ni tendremos una segunda llegada. Más nos vale comenzar a entender eso.

Anuncios

Dime que piensas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s