Tatuajes urbanos

Imagen

Esta vez hablo su edad y mostró sinceridad a pesar de la condición de sus pasos, una o dos caridades sueltas por orgullos o monotonía, un día peculiar, ocaso del absurdo tintineo, gente corriendo, gente y mas gente con porquería en la cabeza que han bebido sus vidas en un vaso de unicel, plástico, desechable.

Ha de beber de la ultima gota que han dejado aquel fantasma postrado sobre los pies sucios de zapatos finos.

Ahora corre y ama lo que gusta, un traje de trapos callejeros, siempre imaginar le resulto mas placentero que la realidad porque de engañar el velo trasero queda la virtud de los actos infantiles y lo sabe pero no lo dice, aun no es su tiempo para forrar sus cuartos de gris.

Lo han visto a los ojos, tan elocuentes, fríos, no es culpa suya, tan solo siguió retando la vida y recordando que los juegos son la sombra de la inocencia.

¡Sueña! porque aun no es tarde ya tendrás tiempo de despertar cuando claven las espinas al cuerpo estas las promesas que parecen lejanas desde el cristal pero de este lado no hay tristeza es todo risas porque así lo pidió esclarecido y pálido, pero están todos aquí y consigo ver que no aclamas por gusto, si fuese por acción estaría alzando la mano de otra forma los payasos y cirqueros darían mas que las sobras de lo que es.

El espectáculo ha terminado, puedes ir a casa con la sonrisa que traías sin querer, ese fallo puesto a escena nada mas y nada menos que el sollozo de nadie pasando cerca, la forma mas agradable con una linea blanca bajo el auto.

Ha empezado el día hoy y se respira la maravilla grisácea de la penumbra otra vez, así comienza y de color rojo acaba de minuto sobre uniformes azules y negros.

Espera que aun estamos de visita, el paseo acaba hasta que tomes un poco color rosa en la lluvia, no esperen, estos vientos son amigables si les das la espalda y sonríes al frente, el problema no es la dirección es mas bien como posas a las luces.

Trata de espejos y juguetes, aquellos que no debieron salir de sus casas están probando el sol en cada mirada baja, si ven la cara y brazos es porque aun tiene alma.

Aquí lloramos de consuelo, allá lloran por tener la cabeza llena de porquería, esta vez no sera así porque no es tan malo, aun no morirá.

Solo es un niño con un arma.

Dapem Rice

 G. T. 

Anuncios

Dime que piensas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s